Asocian niveles bajos vitamina B12 con peor progresión de la enfermedad de Parkinson

En el estudio, los pacientes con niveles más bajos de vitamina B12 tuvieron peor evolución en variables como la movilidad. Los resultados, aunque no llegan a ser estadísticamente significativos, siguen añadiendo incógnitas alrededor del rol de la vitamina B12 en el párkinson.

la vitamina B12 en el párkinson

El déficit extremo de vitamina B12 puede llegar a provocar síntomas muy semejantes a la demencia, un ejemplo de la importancia de esta vitamina para el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

Una investigación publicada en la revista Movement Disorders viene a sugerir que, en el caso particular del párkinson, tener niveles bajos o deficientes de vitamina B12 puede estar contribuyendo a un deterioro más acelerado de algunos síntomas motores y cognitivos.

Estudios previos han hallado que de forma general, los pacientes con párkinson tienen niveles más bajos de vitamina B12 que el resto de la población.

¿Puede influir la vitamina B12 en los síntomas del párkinson? Enseguida te contamos.

¿Qué se analizó en esta investigación?

El estudio incluyó a un total de 680 pacientes con enfermedad de Parkinson en fase incial

A cada participante se le midió el nivel de vitamina B12 en sangre, además de otros marcadores relacionados con esta vitamina en el organismo. Los análisis se repitieron, para aquellos voluntarios que siguieron en la investigación, a los 9 y 24 meses.

Además, se evaluaron los síntomas motores y el estado cognitivo de los pacientes al inicio del estudio y cada tres meses, durante un total de 24 meses.

Los datos recopilados al comienzo de la investigación reflejaron que alrededor del 5% de los pacientes tenía niveles deficientes de vitamina B12, mientras un 13% estaba en el límite de lo que podía considerarse bajo.

Un 7% tenía niveles elevados de homocisteína, un posible indicador de que la vitamina B12 en el organismo no está en niveles saludables.

¿Qué diferencia había entre los que tenían niveles adecuados de B12 y los que no?

vitaminas parkinson

Las principales fuentes naturales de vitamina B12 son de origen animal, como la carne de vacuno o los huevos.

Las primeras mediciones reflejaron que las personas con niveles más elevados de homocisteína tenían peores resultados en una prueba que evalúa el estado de procesos como la memoria y la orientación en tiempo y lugar.

Eso sí, las diferencias fueron mínimas, tanto que estadísticamente no llegaron a ser significativas.

Sin embargo, hay un resultado del estudio que es, como mínimo, interesante. A los participantes, después de las mediciones iniciales, se les permitió tomar complementos de vitamina B12.

Los voluntarios en los que el nivel de B12 permaneció bajo tuvieron los peores resultados en una prueba que mide la evolución de la enfermedad, la llamada UPDRS.

Sin embargo, los pacientes que al inicio del estudio tenían baja la B12, pero después normalizaron su nivel en el organismo, tuvieron mejores resultados en la escala UPDRS que el grupo anterior.

Una mirada más atenta a los datos reflejó que la diferencia se debía a que en el segundo grupo habían declinado menos las habilidades relacionadas con la marcha.

En opinión de Christine Chadwick, una de las autoras del estudio:

Nuestros resultados sugieren que la medición de los niveles de B12 al inicio del párkinson puede ser beneficioso. Si los niveles están en el límite bajo de lo normal, la administración de suplementos para llevarlos al nivel medio o al límite superior del rango normal puede ralentizar el desarrollo de los síntomas”.

Teniendo en cuenta que en los adultos mayores también existe más riesgo de tener niveles bajos de vitamina B12, mantener controlada esta variable es una excelente idea.

Deja un comentario