Diagnóstico de Parkinson

Diagnosis del Parkinson:


La Enfermedad de Parkinson es potencialmente compleja en su diagnosis de diagnosticar

debido a que no hay una prueba específica para la condición y estado. La sintomatología varía de persona a persona y una serie de otras enfermedades presentan síntomas similares. Por estas razones algunas veces se hacen diagnósticos erráticos.

Diagnósticos del Parkinson

Signos tempranos de la Enfermedad de Parkinson

Signos tempranos de la Enfermedad de Parkinson incluyen los síntomas clásicos que afectan el movimiento: temblor, rigidez muscular y lentitud. Éstos pueden también incluir lo siguiente:

  • Síntomas que comienzan en un lado del cuerpo
  • Cambio en la expresión facial (mirada fija, ausencia de parpadeo)
  • Falla en balancear un brazo cuando camina
  • Posición encorvada
  • Hombro congelado, con dolor
  • Cojera o arrastre de una pierna
  • Adormecimiento, hormigueo, dolor o incomodidad en el cuello o las extremidades
  • Voz suave
  • Escritura pequeña
  • Sensación de temblor interno
  • Pérdida del sentido del olfato
  • Depresión o ansiedad

Muchas personas retrasan su visita al médico por miedo. Sin embargo, tomar acción en una etapa temprana suministra la mejor posibilidad de controlar los síntomas y hacer más lento el progreso de la enfermedad.

Si usted decide ver a un especialista, puede ser una buena idea que lleve a alguien con usted. Podría también tomar notas y escribir algunas preguntas que tenga antes de ir.

Su médico o especialista discutirá su historia médica y le examinará rigurosamente, en busca de los principales síntomas de la Enfermedad de Parkinson: lentitud del movimiento (bradiquinesia), temblor y rigidez y/o dificultad con el equilibrio, junto con otros síntomas.

Algunos de estos síntomas son bastante comunes y de ninguna forma son exclusivos de la Enfermedad de Parkinson, así que si usted presenta alguno de éstos, eso no significa que usted tenga la Enfermedad de Parkinson.

Técnicas de exploración en diagnóstico de la enfermedad:

  1. El especialista puede recomendar una o más de las siguientes exploraciones:
  2. Exploración por Tomografía computarizada.
  3. Exploración por resonancia magnética.Exploración externa en revisión de pérdida de las células productoras de dopamina. (Revisión del temblor).
  4. Exploración por emisión de positrones: Se utiliza para la obtención de imágenes puede utilizarse para ayudar a diagnosticar la Enfermedad de Parkinson, pero como es más costosa y no tan fácilmente disponible como SPECT, se utiliza principalmente en investigación.

La restauración neuronal en el Parkinson

Trasplante de células. La pérdida de neuronas productoras de dopamina  es el defecto original de la disfunción del resto de núcleos de los ganglios basales en la Enfermedad de Parkinson.

El objetivo del trasplante neuronal es reemplazar las células dopaminérgicas implantándolas directamente en el cerebro. Hasta la fecha se han realizado en enfermos dos procedimientos de implantación de células que producen dopamina.

Los trasplantes de células cromafines de la médula suprarrenal productoras de dopamina y de otros factores tróficos neuronales en núcleo caudado han sido capaces de producir en la mayoría de las series una mejoría moderada o pasajera, aunque sólo una serie refiere una mejoría importante de los pacientes.

Los trasplantes de neuronas dopaminérgicas han demostrado, en general, una mejoría discreta de los síntomas con resultados muy heterogéneos. Además, el procedimiento tiene inconvenientes éticos importantes para muchos investigadores.

Otras técnicas de trasplante en experimentación serían la transformación genética de fibroblastos y de células musculares para que produzcan dopamina.

También se está realizando el autotrasplante de células noradrenérgicas del cuerpo carotídeo en monos. Dichos injertos sobreviven tras ser implantados en estriado y mejoran los síntomas.

Deja un comentario