¿Qué es la musicoterapia?

musicoterapia - parkinson - tai chi

La musicoterpia en la enfermedad del Parkinson:

¿Qué es la musicoterapia y para qué sirve?

La Musicoterapia es una terapia que utiliza la música para mejorar el estado de salud y bienestar del paciente. Estimular la mente es esencial ya que es el centro operativo donde se procesan, se comprenden y se juntan todas las sensaciones y emociones que los seres humanos percibimos y expresamos.
La música es una experiencia sensorial que puede activar todas las áreas cerebrales simultáneamente. Por tanto, es útil en terapia porque dispara el funcionamiento del cerebro en el sentido emocional, cognitivo y físico. Con las nuevas investigaciones que surgen sobre la Musicoterapia, se ha demostrado que es útil tanto en rehabilitación, educación y en programas para la mejora del bienestar.

¿Cómo trabaja la Musicoterapia?

El Musicoterapeuta trabaja sobre diferentes aspectos de la persona, como pueden ser:

  • Aspectos sensoriales: trabajando la habilidad de respuesta ante los estímulos sensoriales recibidos.
  • Aspectos motrices: la coordinación, el equilibrio y la movilidad del paciente.
  • Aspectos cognitivos: memoria, aprendizaje, imaginación y atención.
  • Aspectos socio-emocionales: trabaja la inteligencia y el control de las emociones.

musicoterapia - parkinson - 7 razones para usar musicoterapia

7 razones por las que usar la Musicoterapia

 

  • La música es una función básica de nuestro cerebro. Ya en edades tempranas las madres suelen calmar a sus hijos con “nanas” (canciones de cuna). Esto demuestra que el cerebro de los niños pequeños ya tolera muy bien la música y sus beneficios.
  • La música entretiene a nuestro cuerpo. Nuestro cuerpo se entretiene con la música de manera natural, y es fácil realizar movimientos rítmicos. Cuando escuchamos música, entra en nuestro cerebro para procesarla, pero también tiene un efecto en nuestro sistema motor. Por eso los musicoterapeutas utilizan esta herramienta para ayudar a las personas que han tenido un infarto cerebral a recuperar la movilidad.
  • Tenemos reacciones fisiológicas cuando escuchamos música. Cada vez que se acelera la respiración, la tasa cardíaca aumenta y uno siente que la música recorre la espina dorsal. La Musicoterapia puede ayudar a estimular a una persona que está en coma o puede ayudar a una persona consciente a relajarse.
  • Los bebés y los niños responden a la música. Cualquier padre sabrá que ya en edades tempranas es natural que los niños y los bebés respondan a estímulos musicales. Desde pequeños bailan y disfrutan de los sonidos musicales. Por otro lado, los niños aprenden fácilmente a través del arte y la música, por lo que es una gran herramienta educativa.
  • La música penetra hasta las emociones. Ya que la música estimula la amígdala, puede hacerte sentir triste, feliz, energético, motivado, etcétera. La manera como la música accede a las emociones es muy útil para los musicoterapeutas.
  • La música ayuda a mejorar el aprendizaje. Muchos profesores de infantil utilizan métodos como el de aprender el abecedario o los colores a través de canciones. La música es efectiva para memorizar y para evocar recuerdos pasados.
  • La Musicoterapia es una terapia no invasiva y motivante. A todos nos gusta la música, y esta es una de las razones más importantes de porque la Musicoterapia funciona.

         Beneficios de la Musicoterapia

El musicoterapia - parkinson - tratamientoabordaje Musicoterapéutico que se plantea es desde una visión humanista y sistémica donde el grupo se hace protagonista de una experiencia y la Música se convierte en una herramienta de comunicación, equilibrio físico, emocional, mental y espiritual, para un grupo 15 adultos mayores que ríen, cantan, danzan y lloran su proceso de vida con la compañía de un diagnostico neurodegenerativo como es el Parkinson.

 

Según el estudio biológico de la música, (M. Getry y Héctor Berlios) la música actúa directamente sobre el pulso y la circulación. Numerosas regiones cerebrales participan en la percepción de la música y de las emociones que ésta provoca.

El procesamiento cerebral de la música sienta bases neurobiológicas a nuestro conocimiento como un sentimiento de disfrute a los sentidos y de apoyo en algunos procesos cognoscitivos alterados como la memoria, la atención y la conducta y en algunas enfermedades neurológicas como el control de la marcha en el Parkinson.

La música actúa como un estímulo específico para obtener las respuestas motoras y emocionales mediante la combinación del movimiento y la estimulación de diferentes vías sensoriales, (Myskja A. 2004).

El Ritmo

La utilización del ritmo como base del tratamiento Musicoterapeutico en la enfermedad de Parkinson nos posibilita una respuesta positiva del estado físico, anímico, mental y espiritual. Podemos observar como el ritmo musical tiene una directa correspondencia con el ritmo vital y anímico, lo cual nos muestra una signo de respuesta a la marcha y al movimiento global, así como una mejora de la predisposición para afrontar un proceso de enfermedad.

El ritmo es la base de todas las manifestaciones vitales, el ritmo es al mismo tiempo, el orden, la medida en el movimiento y la manera personal de ejecutar ese movimiento. El estudio del ritmo debe llevar a que nos conduzcamos de una manera individual en todas las manifestaciones de la vida. El poder de la música, en particular el ritmo musical, favorece a la armonización de los movimientos físicos del ser, su capacidad de adaptación y de resistencia al mundo que le rodea y su equilibrio interior.

La Melodía

La melodía nos evoca un espacio de reminiscencia que ayuda no solo a revisar nuestra historia personal sino a compartirla en un grupo o comunidad lo cual refuerza y acompaña la individualidad.

La melodía nos muestra otro aspecto interesante que es la mejora de la dicción y expresión ya que la propia métrica marca un ritmo de expresión que facilita el habla, evidentemente faltan muchos estudios que demuestren esta teoría, pero podemos asegurar que por medio de las canciones se obtienen lenguajes cargados de vida, color, olor que nos trasladan a emociones y sentimientos.

Ellas favorecen los procesos de comunicación entre las personas y el encuentro consigo mismos. Nos remiten a vivencias haciendo próximas las emociones, despertando los recuerdos o anticipándonos a venideros sucesos. Nos provocan, conmueven, rebelan, tranquilizan y alertan ante cualquier acontecimiento, porque ellas son la expresión del sentido de la vida.

La música ofrece un espacio donde se crea no solo la comunicación y socialización sino también la excelencia de un momento musical propio que ayuda a mejorar la salud integral.

La Musicoterapia en los adultos mayores, además de fomentar y desarrollar la comunicación, ayuda a conservar la estabilidad emocional ante hechos tales como la pérdida de familiares y amigos, evitando la aparición de cuadros depresivos y retardando la evolución de procesos demenciales; posibilita la autoexpresión y la integración social, al tiempo que contribuye a una actitud tolerante ante los hechos de la vida (Vidret, 1996), previene ade-más los trastornos músculo-esqueléticos a través de la danza y la euritmia; desarrolla la creatividad cuando los ancianos logran musicalizar textos de canciones o escribir poemas, y es asimismo un medio importante para llenar vacíos.

La Música en un contexto terapéutico ofrece a los adultos mayores un espacio sociabilizador donde se sienten reforzados y aceptados. En el tratamiento Musicoterapeutico con la enfermedad de Parkinson podemos comprobar que la terapia grupal ayuda a reforzar esa necesidad de comunicación y ofreciendo recursos de sociabilización importantes para este colectivo.

Es muy gratificante para quienes se dedican a la prevención, la promoción y la recuperación de la salud de ese tipo de personas ―a quienes se consideraba en algún momento como incurables―, apreciar su rehabilitación física y mental y su reinserción en la sociedad. Esta experiencia es en extremo satisfactoria cuando se logra que a través de la música los adultos mayores ev

taller musicoterapia parkinson

oquen experiencias de su infancia y juventud; se despojen de sus duelos, temores y frustraciones; fomenten sus relaciones interpersonales; disminuyan o alivien sus an-siedades y estados depresivos, y, sobre todo, descubran los usufructos que les proporciona haber llegado a la tercera edad.

La experiencia de trabajar con este grupo de adultos mayores me ha enseñado mucho, en especial la fortaleza y la voluntad de seguir danzando sus vidas con dignidad. La sociedad en la que vivimos no da un espacio de honor a las personas que se atreven a vivir toda una vida, lo cual genera mucha soledad y más aún cuando viene acompañado de una enfermedad neurodegenerativa como es el Parkinson.

La música se pone al servicio de la vida para crear este lugar de honor e importancia en las vidas de estas personas adultas mayores, a través de la reminiscencia y de la comunicación

 

Ver Taller de Musicoterapia en el parkinson

 

Deja un comentario