Qué es aurofobia

Aurofobia:

Se define Aurofobia como el miedo exacerbado e irracional frente a un elemento ó situación como es, en el caso que nos trata, el Oro.

Los síntomas asociados a la aurofobia son los genéricos de cualquier variante de fobia.

Cabe destacar que, los síntomas presentan gran semejanza y no suelen variar entre los distintos tipos de fobias.

Es el factor ó el detonanate, el único elemento que varía.

Síntomas de la aurofobia:

A continuación enumeramos los síntomas más comunes que se manifiestan en la Aurofobia:

  • Sudoración
  • Debilidad
  • Mareos
  • Náuseas
  • Miedo y ansiedad

En los casos más agudos de afección pueden llegar a presentarse en mayor ó menor intensidad ataques de pánico acompañados con los siguientes síntomas:

  • Frecuencia cardíaca alta ó irregular
  • Sensación de ausencia de aire
  • Presión arterial alta
  • Respiración acelerada



Causas de la aurofobia:

Todas las fobias tienen el mismo origen e incluso un patrón  homogéneo, al igual que sucede con el caso de la  Aurofobia.

 

Este origen aflora a través de un mecanismo del subconsciente para alejar a la persona de un elemento que le causó un trauma en un episodio pretérito de su vida.

La dificultad y la propuesta de solución se agravan en muchas de las ocasiones debido a que el propio afectado no es capaz de recordar el acontecimiento traumático, factor fundamental para comenzar con el tratamiento.

Este mecanismo del subconsciente tiene una funcionalidad vital básica y benévola para el afectado y es mantenerse alejado y bajo condiciones de seguridad frente al elemento detonante de la fobia y factor que provocó el trauma en un momento previo.

Este mecanismo inconsciente es, muchas veces, positivo: Si algo te hizo mucho daño en el pasado, es útil tener un miedo que te aleje de ese elemento que te causó daño. Sin embargo, a veces este mecanismo se pasa de frenada, e impide llevar una vida normal.



Tratamiento de la aurofobia

Después de haber visto todo lo anterior, es hora de revisar los tratamientos que existen para tratar la aurofobia. Y los tratamientos más habituales para las fobias son los siguientes:

  • Terapias de exposición: Esta terapia, como el nombre indica, consiste en enfrentarse al elemento que genera el miedo irracional. Aunque no siempre es necesario, es recomendable hacerlo junto a un especialista. Esta técnica resulta más que efectiva ante fobias de carácter leve.
  •  Terapia cognitiva: Esta terapia consiste en que el paciente reciba toda la información lógica y necesaria sobre el factor que genera su temor ó aversión. Hay que mencionar que la terapia cognitiva no suele ser tan efectiva como la anterior dado que demanda más tiempo de tratamiento y no siempre aplica el efecto esperado.
  • Terapia de choque: Esta terapia es probablemente la más agresiva de las expuestas. Es crucial en su práctica que sea realizada en todo momento por un profesional. En síntesis la terapia de choque consiste en enfrentar el miedo hasta que se supera la ansiedad originada.
  • Terapias alternativas: Existen numerosas terapias alternativas, como pueden ser: Programación neurolingüística, Flores de Bach,  terapias de regresión etc…

 

ver más información . . .