Qué es TLP

TLP:

En este artículo hablaremos del denominado TLP, acrónimo en reseña del llamado trastorno límite de la personalidad.

En definición es una enfermedad que se manifiesta con una dificultad para modular las emociones.

Se calcula que casi el 2 % de la población mayor de 16 años padece de trastorno límite de la personalidad , de esta tasa se estima que alrededor del 80% de las diagnosticados son mujeres.

El TLP, provoca alteraciones en el estado de ánimo, un alto grado de impulsividad y una inestabilidad emocional manifiesta generando problemas de autoestima y dificultades severas en las relaciones sociales.

El trastorno límite de la personalidad en determinados casos puede manifestarse en un comportamiento destructivo, como la autolesión o los intentos de suicidio.


 

 

Marco histórico del TLP:

Históricamente el término se remonta hasta el año 1884.
Fue entonces cuando el psiquiatra inglés  C. H. Hughes señaló el hasta el momento desconocido «campo fronterizo» en las enfermedades psicológicas.

En aquel entonces ya se popularizó bajo el término: borderline.

La descripción sintomatológica mostraba a pacientes con diferentes cuadros con síntomas, que no podían ser enmarcados con rigor en el interior de las tablas de neurosis ni en el propio espectro psicótico.

 


 

Síntomas del TLP:

  • Esfuerzos frenéticos para evitar ser abandonados por amigos y familiares.
  • Relaciones interpersonales inestables que alternan entre la idealización, la devaluación y el odio.
  • Imagen propia distorsionada y variable, afectando recurrentemente al estado de ánimo, valores, opiniones y relaciones.
  • Conductas impulsivas que pueden tener resultados peligrosos, tales como gasto excesivo, sexo no seguro, abuso de sustancias como fármacos , drogas o incluso llegar a la práctica de una conducción irresponsable y q implica riesgos evidentes.
  • Manifestaciones suicidas y automutilación.
  • Períodos de intenso estado de ánimo depresivo, irritabilidad o ansiedad que duran entre horas y días.
  • Sentimientos crónicos de estupor , aburrimiento y frustración.
  • Ira exacerbada frecuentemente acompañada de sentimientos como la culpa ó la vergüenza.
  •  Comportamiento disociativo:  Desconexión del pensamiento o sentimiento de identidad, o tener sensación extracorpórea (Sentirse fuera del propio cuerpo).
  •  Ideación  paranoide relacionada con el estrés. Los casos graves de estrés también pueden provocar episodios psicóticos de intensidad leve.

 


El trastorno límite de la personalidad se caracteriza en última instancia por la agitación emocional que provoca.

Sienten las emociones intensamente y durante largos períodos de tiempo, y es más difícil para ellos volver a una base estable después de un episodio emocionalmente intenso.

 Las amenazas y los intentos de suicidio son muy comunes en estas personas. Actos de automutilación, como cortarse o quemarse, también son comunes.

 

 

Orígenes y causas del TLP

El origen y las causas del TLP no se conocen con certeza, no obstante se asocia dicho origen a la convergencia de determinados factores que exponemos a continuación:

 

  • La genética . En la actualidad no se ha identificado ningún gen específico q curse la manifestación del TLP, no obstante es crucial señalar que el trastorno límite es aproximadamente cinco veces más común entre las personas que tienen un familiar de primer grado con este trastorno.
  • El factor ambiental. Las personas que experimentan acontecimientos traumáticos en su vida, tales como abuso físico o sexual durante la infancia o negligencia y separación de los padres, poseen un riesgo mayor en desarrollar el TLP.
  • La funcionalidad cerebral. Los procesos funcionales del cerebro son, con frecuencia diferentes en los afectados por la enfermedad , lo que da a pensar que existe una base neurológica para algunos de los síntomas y en mayor grado en las zonas cerebrales que procesan las emociones, donde puede se cree puede acusar una disfuncionalidad de procesamiento.

Diagnóstico del trastorno límite de personalidad:

No se dispone en la actualidad de ninguna prueba médica para diagnosticar el trastorno límite de la personalidad, y un diagnóstico no se basa en un síntoma polarizado.
Debe ser diagnosticado por un profesional psiquiátrico tras una entrevista ad hoc.

Para llegar a un diagnóstico claro  se deben cumplir al menos 5 de los 9 síntomas indicados con anterioridad.

 

Tratamiento del TLP

Un plan de tratamiento típico y completo incluye un conjunto de medios como son: psicoterapia, medicación y apoyo firme del entorno.

Tratamientos psicológicos:

La psicoterapia es sin duda la herramienta clave para el tratamiento de TLP.
Conjuntamente con la terapia conductual, que fue creada específicamente para el tratamiento del trastorno límite de la personalidad, existen otros tipos de psicoterapia que son eficaces.

 

 

  • La terapia dialéctica conductual ó TDC se centra en la enseñanza de habilidades de afrontamiento para combatir impulsos destructivos, regular las emociones y mejorar las relaciones mientras añaden validación. Queda demostrado que la TDC es eficaz para reducir el comportamiento suicida, la hospitalización psiquiátrica, el abandono del tratamiento, el abuso de sustancias, la ira y las dificultades interpersonales.

 

  • La terapia cognitiva conductual ó TCC ayuda a cambiar el pensamiento negativo y el comportamiento asociado al trastorno que nos ocupa.

 

  •  El objetivo de esta terapia es reconocer pensamientos negativos y adoctrinar sobre estrategias de afrontamiento.

 

  • La terapia basada en la mentalización ó MBT. La mentalización también llamada aplicación reflexiva implica la capacidad de contener, experimentar , modular y dar sentido a las emociones y sentimientos. La terapia basada en la mentalización persigue entender mejor las propias emociones y las de su propio entorno.

 

La medicación para el TLP puede incluir estabilizadores del estado anímico,antipsicóticos, ansiolíticos y antidepresivos

 




Señales y claves para el diagnóstico del TLP

Entre los criterios diagnósticos del DSM se incluyen:

  • Esfuerzos frenéticos por evitar el abandono, real o imaginario;
  • Alternancia entre extremos de idealización y devaluación en las relaciones interpersonales;
  • Autoimagen marcadamente inestable;
  • Impulsividad potencialmente peligrosa, por ejemplo en relación a dinero, sexo, abuso de sustancias o atracones;
  • Autolesiones o amenazas o intentos de suicidio;
  • Inestabilidad en el estado de ánimo debida a una marcada reactividad emocional;
  • Sentimientos crónicos de vacío;
  • Ira acentuada e inapropiada o dificultad para el control de la misma.
  • Ideación paranoide o síntomas disociativos severos, transitorios y relacionados con el estrés.

 

Preguntas Frecuentes sobre el TLP :

 

¿Qué es un trastorno de personalidad?
Un trastorno de personalidad es un patrón permanente e inflexible de experiencia y comportamiento que se aparta de lo que se considera habitual en la cultura del sujeto que lo padece y que se manifiesta en la forma de percibir el mundo que le rodea, la afectividad, las relaciones interpersonales y el control de los impulsos.
¿Tiene cura el TLP?
El concepto de curación en el TLP hace referencia a conseguir una disminución de la intensidad de los síntomas y de la interferencia que pueden tener en las diversas áreas de la vida, llegando a conseguir una  mayor estabilidad y autonomía.
¿Qué hacer con un enfermo con TLP en crisis?
Intentar ponerlo a salvo de sí mismo, persuadiendo para que no se haga daño y pueda hacer algo para calmarse o que nos permita hacer algo para ayudarle en esa situación. En caso de que no sea posible, ponernos en contacto con un Servicio de Urgencias.
¿Qué grado de actuación y rotundidad se debe tomar ante un TLP?
Depende de cada caso y de cada situación en concreto. Como idea general, no es bueno posiciones extremas, pasar del sobreproteccionismo a la sobre exigencia. En algunas situaciones es conveniente mantenerse firmes y en otras ser más tolerantes.

 

ver más información . . .