Ejercicios para contrarrestar y atenuar el Parkinson

Ejercicios para contrarrestar y atenuar el Parkinson
5 (100%) 4 votes

Qué ejercicios realizar . . .

  • Trabajar con ejercicios para una mejora de la deambulación caminando sobre una línea recta con buena biomecánica y evitando perder el equilibrio.
  • Suplementar  la coordinación con los lanzamientos
    de pelota conejercicio parkinsonuna o dos manos con objeto de modular los movimientos de las extremidades superiores
  • Ayuda a la mejora postural, la cual puede lograrse con ejercicios de realineación postural y de respiración.
  • Tomar mayor consciencia del cuerpo y trabajar en la propiocepción ( es el conocimiento de dónde se encuentra cada
    segmento del cuerpo en el espacio) es
    potencialmente positivo.
  • Por último y no menos importante, aumentar la actividad fisica en dimensiones crecientes, que puede lograrse, además de caminando, pedaleando en bicicletas fijas recumbentes (cuando la deambulación está limitada).

Suplementación nutricional

Las habas y los frijoles, son alimentos que contienen levodopa, que estimula la liberación de dopamina. No olvidemos que el Parkinson produce un déficit de dopamina. Éstos alimentos no pueden faltar en la dieta del enfermo.

También es muy importante tomar coenzima Q10, ya que un enfermo de Parkinson presenta niveles bajos de esta enzima. Es un gran antioxidante que nos protege del daño ocasionado por los radicales libres.

El movimiento y los bloqueos ¿Cómo afrontarlos y superarlos?

Como es sabido, esta enfermedad es una alteración en los núcleos de la base (centros de control motor), es decir, se presenta una incapacidad para guiar el movimiento por parte de estos centros. Los síntomas incluyen la rigidez, la acinesia, el temblor en reposo y las alteraciones posturales y de la marcha. Estos síntomas van a afectar la realización de los

movimientos simples, repetitivos, simultáneos o secuenciales, y alterar no sólo sus características cinemáticas (velocidad y tiempo), sino también las referidas a la variabilidad, regularidad o estabilidad temporal de los mismos.

Los pacientes presentan bloqueos de la marcha caracterizados por pasos pequeños sin apenas desplazamiento, con arrastre de pies, y con una gran inestabilidad para girar, aumentando en los lugares estrechos (pasillos, umbrales de las puertas y realizar tareas complejas) y mejorando en los amplios y poco concurridos. Estos bloqueos de la marcha pueden dar lugar fácilmente a caídas, y limitan la autonomía y la calidad de vida.

Por eso, es extremadamente importante el desarrollo de medidas y estrategias terapéuticas que puedan superar estos bloqueos, tales como ejercicios que impliquen coordinación, destreza, inicio de la marcha, cambios rápidos de dirección, aumento de la distancia de los pasos, superación obstáculos y movilidad en espacios reducidos.

Estas estrategias junto con pistas sensoriales hacen que el rendimiento de los pacientes con enfermedad de Parkinson mejore, ya que se proporcionan indicaciones externas.

Los principios en los que se basan las estrategias de movimientos son:

  • Seccionar las tareas complejas en otras más simples de forma secuencial.
  • Utilizar el ensayo mental y a continuación aplicar por separado cada parte.
  • Las tareas han de hacerse de forma consciente en todo momento y prescindir en la medida de los posible de labores que sean simultáneas
  • Utilizar distintas evidencias ó señales para iniciar y continuar con el movimiento en progresión.

Estas señales ó pistas sensoriales se basan en estímulos auditivos y visuales haciendo que mejoren la amplitud, la velocidad y secuencia de movimiento, disminuyen el tiempo de giro y el número de bloqueos durante el desplazamiento.

Los estímulos auditivos

Las señales auditivas tienen un carácter rítmico, obligando a la persona a intentar sincronizar sus movimientos con dicha señal; o bien los sonidos simples que son utilizados como señales preparativas o imperativas para el tiempo de reacción, es decir, son facilitadoras en el inicio de actos motores.

Principalmente se usan para aplicar la mejoría en la estabilidad y bloqueos durante la marcha y giros, aunque también hay estudios que demuestran su utilidad en tareas bimanuales, en la escritura y en el habla.

Las señales auditivas son proporcionadas por un metrónomo, el cual marca un ritmo constante, o incluso por ritmos musicales solapados con la actividad de un metrónomo.

Además se puede utilizar golpes rítmicos ( el del talón en el suelo,  la mano sobre el muslo), audífono con una grabadora portátil para que el paciente escuche la pista auditiva mientras camina, o consignas verbales dichas por el propio sujeto o por otra persona.

Las ya señaladas pistas auditivas pueden contribuir a mejorar la calidad de vida de los pacientes, pudiéndose diseñar aparatos adecuados para estimular la marcha durante algunas actividades de la vida diaria (como paseos, traslados etc.) en aras de disminuir el número de caídas y se desarrolle un desplazamiento más seguro.

La musicoterapia demuestra excelentes resultados que podemos obtener mediante estas técnicas.

Los estímulos visuales

Las señales visuales se usan principalmente en movimientos secuenciales y en la marcha. Reducen el tiempo de movimiento, el tiempo de transición entre submovimientos y el número de errores en la ejecución de movimientos secuenciales.

Se utilizan huellas o series de líneas de colores dispuestas en el suelo, haciendo que aumente la longitud del paso (dependiendo de la separación entre estas marcas), mejoran el despegue del pie evitando el arrastre, y son eficaces en espacios estrechos donde aumentan los bloqueos. Pueden ser muy útiles para señalizar el camino y guiar a los individuos entre las estancias del domicilio.

Estas pequeñas señales pueden ser colocadas también en paredes y puertas, donde episodios de congelamiento ocurren con frecuencia, para recordar a estos pacientes que adopten medidas de precaución durante los desplazamientos

Además de éstas señales visuales también se utilizan proyecciones de luces (linterna o laser) que nos marque la longitud del paso haciendo que pise el haz de luz.

En referente a los giros, se suele utilizar un objeto el cual tienen que caminar alrededor de él, es decir, recorrer medio arco con pasos largos. Se practica primero con el objeto real y luego se puede imaginar la presencia de éste para realizar correctamente el giro.

Ilustrando lo anteriormente comentado, el próximo vídeo hace especial relevancia a una mejora de un movimiento marcado por una señal auditiva ó rítmica:

parkinson precoz  Ver Guía y ayuda para cuidados a enfermos de Parkinson.

Deja un comentario